domingo, 11 de junio de 2017

Daniel de la Vega: El último romántico y bohemio

"Es preciso / saber amar las buenas palabras trasparentes./ yo las amo. Conozco sus perfiles ardientes." 

Así escribía nuestro Premio Nacional de Literatura el poeta, novelista, cuentista, dramaturgo, ensayista, crítico y cronista Daniel de la Vega y fue precisamente porque, como pocos, cultivó con éxito todos los géneros literarios es que ha sido el único que alcanzó los tres premios Nacionales del ámbito de las letras: Literatura en 1953, Teatro en 1962 y Periodismo, también en 1962. 

Había nacido en Quilpué el 30 de Junio de 1892 y de niño fue un pésimo estudiante que huía de las clases para curiosear por las calles. Ya adulto, se escapaba de casa para trasnochar en la bohemia santiaguina de los años diez junto con los artistas más destacados de la época; fueron sus grandes amigos Pedro Siena y Rafael Frontaura, dos jóvenes que como él recitaban poemas en las noches junto a la laguna del Parque Forestal o en el frontis del Museo de Bellas Artes. Luego para reponer el cuerpo, suculentos amaneceres en el Mercado Central. Otros compañeros de aquellos días fueron el ilustrador Moustache, el caricaturísta Coke, Mariano Latorre, Juan Guzmán Cruchaga, Domingo Melfi, Jorge Hubner, Sady Zañartu y Lautaro García, entre otros.

Su bibliografía es amplísima: Al Calor del Terruño (poemas, 1911); El Bordado inconcluso (teatro,
1913) ; Cielo de Provincia (cuentos, 1916) ; Cielito (teatro, 1916); Los Momentos (Poemas, 1918); Luna enemiga (Novela, 1920), Caín,  Abel y una mujer ( Novela, 1933); Una seducción filosófica (Ensayo, 1931); La Sonrisa con lágrimas ( Cuentos, 1941); La universidad de ojos pardos, (Teatro, 1949), entre otras.

Por aquellos años, además, escribía en El Mercurio y en Las Últimas Noticias crónicas y viñetas que a diario deleitaban con un fino humor e ironía. En 1951 asume como agregado de prensa en Brasil y en 1953 como agregado cultural en España. 

Entre 1962 y 1966 aparecen los cuatro volúmenes de su obra: Confesiones Imperdonables, selecciones de sus mejores artículos de prensa que pese a que fueron escritos hace décadas, muchos de ellos permanecen frescos y vigentes, como que aún se publican día a día en uno de los diarios en que trabajó.

Daniel de la Vega, tuvo alma de poeta y como todo poeta conoció aquello oculto a los demás, supo del amor y de su secreto encanto:  "alguna vez penetra en su casa / el amor lírico y triunfal; / deja en el aire ensueños ..., pero pasa ... / y el pueblo sigue exactamente igual ... / ¿Pasó el amor pregunta la campana?, / un curioso pregunta ¿Quién lo vio ?/ ( .. . ) / pero el poeta que escribió este cuento / dice que cuando empiece a atardecer, / los corazones saben que en el viento / hay humedad de llanto de mujer".

Daniel de la Vega, el último y romántico bohemio, falleció en Santiago de Chile el 29 de Julio de 1971. 

prof. Benedicto González Vargas
Artículo publicado originalmente en el periódico El Coirón Cordillerano, de Puente Alto, el 22 de abril de 1994, bajo mi pseudónimo de Andrés Mya. Para ver texto original, pinche aquí

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante, gracias por detenerte a leer y comentar, en cuanto pueda leeré tu comentario y te responderé.