miércoles, 9 de marzo de 2011

Colmillo blanco, de Jack London

Acabo de terminar de releer una obra que abordé por primera vez al salir de mi infancia, cuando tenía unos 13 años y que ya en ese entonces me conmovió por la fuerza del relato: me refiero a Colmillo Blanco, la estupenda novela de aventuras de Jack London. Sin lugar a dudas es una de las obras más celebradas de este escritor, donde despliega todo su talento literario para introducirnos en la historia, conciencia y sentimientos de un perro-lobo llamado Colmillo Blanco y que al final de la obra cambiará su nombre por el de Lobo Bendito. 

Es esta una novela de aventuras  que apareció publicada por primera vez en 1906 y, con los años, se ha transformado en un verdadero clásico de la literatura, infaltable en las bibliotecas juveniles y en los textos de lectura domiciliaria de las escuelas. Es Colmillo Blanco un inteligente perro lobo, algo salvaje y algo domesticado, que nace de la relación entre una perra con aspecto de loba y un lobo en las heladas tierras de Alaska. Nacido en una cueva, sus primeras experiencias de conocimiento del mundo lo enfrentan a feroces luchas con aves rapaces de las que logra salir victorioso, con alguna ayuda de su madre, y que van forjando su carácter valeroso e indomable. Acostumbrado a la libertad de los bosques, no entiende cómo su madre, la loba más feroz e inteligente que había conocido, se deja atrapar por los indios. 

Así es como Colmillo Blanco llega a pasar sus días en las aldeas indígenas como propiedad de un indio llamado Castor Gris que le enseña las primeras normas de civilización. Pese a que pasa buenos momentos con el indio y llega a quererlo,  aceptándolo como su amo y señor, su naturaleza indómita lo hace escapar cuando la comida empieza a escasear y teme ser víctima del hambre o, peor aún, devorado por los propios indios.  Sin embargo, por las mismas razones que huye,  Colmillo Blanco regresa para seguir acompañando a su amo indio que lo trata bien, lo protege y lo alimenta. Lamentablemente, el indio lo termina vendiendo a un hombre que lo explota como lobo de pelea, convirtiéndolo en un asesino de perros y dejando heridas profundas en el carácter del noble animal que se vuelve una verdadera fiera. 

En medio de esa realidad difícil, logra redimirse gracias a la intervención oportuna de Widdon Scott, un hombre de buen corazón que lo trata con cariño y lo lleva a vivir junto a él y su familia. A modo de agradecimiento, Colmillo Blanco no dudará en salvar a su propio amo cuando queda malherido al caer de un caballo o enfrentar, con riesgo de la propia vida,  a un criminal que amenaza con matar al padre de su "Maestro de Amor", como llama a Scott. Ese enfrentamiento lo deja muy mal herido, pero este valiente perro lobo, una vez más, vence los obstáculos, se recupera y encuentra junto a él a sus cachorros recién nacidos, frutos de su relación con Collie, una pastor alemán que fue su peor enemiga y que poco a poco va reconociendo en el solitario lobo a un ejemplar noble digno de ella. 

Novela hermosa, plena de sentimientos y no exenta de acción, nos va mostrando a cada paso cómo la influencia humana va dejando marcadas huellas en el comportamiento de los animales y cómo éstos llegan a valorar y entregar toda su fidelidad a quienes verdaderamente los ayudan y protegen. Volví a leer esta novela 32 años después de mi primera aproximación a ella y si antes me encantó por la nobleza del personaje y la robustez de la historia, ahora la destaco por la profundidad de los retratos de los personajes humanos, lo acertado de las imágenes que muestra y la evidente postura humanista y pacifista que se desprende de ella.

¡Vale la pena volver a revivir las aventuras de Colmillo Blanco!

Para leer una versión digital de la novela, pinche aquí

prof. Benedicto Andrés González Vargas 

13 comentarios:

  1. Florencia, dice:
    9 marzo 2011

    Hola mi nombre es florencia tengo 12 años y en el colegio leimos Colmillo Blanco.ami no me gusto el libro es muy aburrido por mi parte ne se los recomiendo besos flor de Los Toldos ! (de Buenos Aires, Argentina)

    ResponderEliminar
  2. prof. Benedicto González Vargas, dice:
    10 marzo 2011


    Hola, Florencia, gracias por detenerte a leer y comentar. Tienes todo el derecho a que un libro no te guste y a dar tu opinión sobre ello, aunque siempre es importante, cuando uno hace un comentario crítico, entregar argumentos por los cuales a uno no le gusta algo. "Lo aburrido", si no explico por qué lo es en mi opinión, no es un argumento contundente y hay que tratar siempre de entregar opiniones con peso intelectual. Un abrazo a la distancia,
    prof. Benedicto González Vargas

    ResponderEliminar
  3. Luciano, dice:
    10 marzo 2011

    ¡Hola! Una nota muy interesante, Colmillo Blanco es una gran historia, un examen minucioso hacia el violento y salvaje mundo animal, que muchas veces tiene comparaciones con nuestra propia realidad. El libro tiene su encanto, pero no es de lectura fácil. Yo justamente armé una nota sobre Jack London y este libro, están todos invitados a darse una vuelta para comentar: Link: http://bit.ly/UKALi0 ¡Saludos! Luciano. Síganme en mi página: https://www.facebook.com/sivoriluciano

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. prof. Benedicto González Vargas, dice:
      11 marzo 2011

      Gracias, Luciano, por detenerte a leer y comentar y por tu invitación a visitar tu blog. Muchas gracias! Benedicto

      Eliminar
  4. Rossana, dice:
    12 marzo 2011

    Hola estoy acá tratando de ayudar a mi hijo (10 años) a entender esta obra, que nos parece muy buena y muy bien llevada, hace tres noches comenzamos esta aventura y si por el fuera seguiría de largo leyendo capitulo tras capitulo, cada cuanto nos detenemos a reírnos o comentar un hecho valorarlo y apreciarlo, es un poco pesado pero la enseñanza de vida que nos trasmite abrumadora, tengan el placer de compartir esta lectura con sus hijos.gracias por estas notas que las haré leer a mi hijo terminada la lectura de este magnifico libro

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. prof. Benedicto González Vargas, dice:
      13 marzo 2011


      Gracias a ti, Rossana, por tus amables palabras y por compartir la experiencia de leer y ayudar a tu hijo. ¡Ojalá todas las madres pudieran ayudar así a sus niños! Un abrazo a la distancia, Benedicto

      Eliminar
  5. Renata, dice:
    14 marzo 2011

    qe lindo el libro

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Javiera, dice:
      14 marzo 2011

      cierto

      Eliminar
  6. prof. Benedicto González Vargas, dice:
    15 marzo 2011

    En efecto, Renata, es un libro hermoso, digno de ser leído y releído muchas veces en la vida. Saludos afectuosos, prof. Benedicto González Vargas

    ResponderEliminar
  7. Daniela, dice:
    16 marzo 2011

    El resumen esta muy bien explicado, que libro me recomienda para niños de 11 a 12 años, muchísimas gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. prof. Benedicto González Vargas, dice:
      17 marzo 2011

      Hola, Daniela, gracias por tu comentario.Es difícil recomendar alguna lectura cuando uno no conoce al niño que la leerá. Casi todas las editoriales que publican libros infantiles y juveniles tienen series especialidadas en determinadas edades, sugiero recurrir a esos catálogos. Saludos afectuosos, Benedicto


      Eliminar
  8. Ignacia, dice:
    18 marzo 2011

    párese que te encantan mucho los libros. quería saber en que trabajas ?

    ResponderEliminar
  9. prof. Benedicto González Vargas, dice:
    19 marzo 2011

    Hola, Ignacia, los libros son una pasión, virtud o vicio, depende de quien lo vea. Soy profesor de Lenguaje y Comunicación en Enseñanza Media, de Informática Educativa en la universidad y escritor en mis ratos libres. Saludos afectuosos, Benedicto

    ResponderEliminar

Estimado visitante, gracias por detenerte a leer y comentar, en cuanto pueda leeré tu comentario y te responderé.