domingo, 16 de julio de 2017

Teresa Baró y la comunicación no verbal

He estado leyendo con mucho interés algunas publicaciones de la docente española Teresa Baró relativas al Lenguaje no verbal que transmitimos los profesores en el aula a nuestros estudiantes y no solo he encontrado que ella pone su acento en puntos clave de la enseñanza que no suelen estar presentes en los currículos de las universidades formadoras de profesores, sino que, además, son parte fundamental de la praxis pedagógica a través de un currículo oculto que transmitimos casi sin darnos cuentas y que ningún docente verdaderamente interesado en su profesión, puede excusarse de conocer.


Una aseveración inicial de la autora es que no podemos negar que la comunicación no verbal que nuestros propios profesores nos transmitieron durante nuestra etapa escolar tuvo gran impacto en cada uno de nosotros. Al respecto, en una publicación en su blog, nuestra colega española nos dice: 


"La institución escolar nos ayuda a socializarnos y  a desarrollar nuestras habilidades comunicativas, a través, entre otras cosas, del ejemplo del profesorado y de las pautas de conducta que rigen las relaciones en el seno de la escuela. Desde que entramos a los 3 años hasta que salimos a los 16 o 18 años, estamos recibiendo instrucciones de cómo debemos de movernos, sentarnos, saludar, expresar o reprimir emociones" (Baró, 2014)

A partir de ello, la autora señala que la comunicación no verbal incluye a todos los docentes, porque en definitiva, si lo vemos a grandes rasgos, todo profesor es, en el fondo, profesor de Lenguaje. En un repaso tomado de la publicación de nuestra autora, pero, a partir de comentarios personales, muy convergentes con los de ella, se puede señalar que: 


  1. 1. Se puede trabajar desde la Educación Física, porque esta disciplina es la que se encarga de transmitirnos y ejercitar conocimientos relativos a lo kinésico, las posiciones corporales adecuadas, inadecuadas, los gestos y marcas no verbales necesarias en la práctica de los deportes, tanto en la posición de jugador, como de árbitro, las gestualidades que acompañan la coordinación de los bailes y ejercicios de gimnasia artística y de cheerleaders y toda una amplia gama de conocimientos relativos al cuerpo, sus movimientos, y coordinaciones que son parte indudable de la comunicación no verbal que los profesores transmitimos a diario a nuestros alumnos. 
  2. La Enseñanza de las Artes Musicales es otra área donde el lenguaje no verbal tiene gran importancia. Por ejemplo, si observamos con atención, los artistas en sus presentaciones públicas desarrollan una serie de gestualidades y otros elementos del lenguaje no verbal (vestuario, maquillaje, etc.) que nos comunican cosas aunque no entendamos directamente el idioma del artista en cuestión. Si en las clases de Artes Musicales el docente tuviera conciencia de ello, a modo de enseñanza, o de simple ejemplo personal, puede también transmitir un conocimiento fundamental a sus alumnos que ellos podrán, incluso, extrapolar más allá de los límites de la propia disciplina artística y llevarlos a su vida cotidiana. 
  3. Indudablemente los docentes de Educación Parvularia y primeros grados de Básica, además de los especialistas en Lenguaje tienen una responsabilidad ineludible, pues el juego en los primeros años, la mímica y las dramatizaciones a lo largo de toda la formación escolar, son excelentes herramientas para formar en la consciencia de la comunicación no verbal. 
  4. Finalmente, la enseñanza de las lenguas extranjeras, por áreas propias del Lenguaje, también son otra oportunidad, a menudo desechadas por los docentes que se centran solo en la enseñanza del vocabulario y la gramática de la lengua en cuestión y no transmiten (muchos porque no los conocen) ciertos códigos no verbales necesarios para comunicarse con hablantes nativos de esa lengua que enseñan. Yo reflexiono, ¿son los mismos gestos los que hacen que una persona capte la atención, sea considerado serio o competente, en Estados Unidos, Inglaterra o Australia, solo por nombrar tres países anglófonos? Los mejores profesores de Inglés que conozco, los que dejan mayor huella en sus estudiantes, son los que tienen, usan y transmiten la mayor batería de comunicación no verbal posible. ¡Y solo me di cuenta de esto al leer a Teresa Baró!

Por lo anterior, es urgente y necesario que los currículos de las instituciones formadoras de profesores incorporen la comunicación no verbal a sus enseñanzas, ya que estamos hablando de una herramienta universal de la que hacemos uso (bien o mal), cada día y a cada instante de nuestra vida rn nuestra relación social familiar, laboral, académica, etc.

Enseñarlo en las facultades universitarias a los futuros docentes es crucial porque todos los profesores, como dice Teresa Baró,  



"tienen la responsabilidad de transmitir un modelo de lengua que sea correcto, adecuado, rico y preciso. Igualmentetodo profesor se puede implicar también en la educación del lenguaje corporal y de todas las manifestaciones de la comunicación no verbal. El profesor de matemáticas o sociales puede ser no solo un buen modelo sino también un buen instructor en el entrenamiento de estas habilidades al pedir que sus alumnos que lleguen a la hora, hablen asertivamente, se sienten correctamente, guarden silencio, mantengan el contacto visual al preguntar
Es importante comprender que cualquier acto comunicativo resulta eficiente para ejecutar y enseñar con el ejemplo la trilogía de la correspondencia necesaria entre palabra/voz/expresión corporal y no se puede abordar la unidad de "Discurso Público", que suele desarrollarse entre III y IV Año de Enseñanza Media, en Chile, si no damos adecuada cobertura a lo que Teresa Baró nos manifiesta.

Volveré muy pronto sobre esta atora y sobre este tema.

prof. Benedicto González Vargas


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante, gracias por detenerte a leer y comentar, en cuanto pueda leeré tu comentario y te responderé.