domingo, 23 de abril de 2006

La Historia de los Libros



Hace muchos años leí un pequeño y hermoso libro publicado por Editorial Calomino en Argentina, cuyo autor es el investigador ruso M. Ilin, llamado Historia de los Libros, en él, de manera amena y con simpáticas ilustraciones de N. Lapchin, se enseña la historia de este vehículo cultural de la humanidad. El primer capítulo, llamado "El libro vivo", se inicia con la inquietante pregunta ¿Cómo era el primer libro? y luego de variados ejemplos, entretenidas historias y mucha información, al lector no le quedaban dudas de que el primer libro fue un hombre que transmitía oralmente las tradiciones de su cultura (como aún hoy lo hacen algunos pueblos). Los siguientes capítulos muestran otros tipos de libros, incluso aparecen los "kipus" incaicos bajo el nombre de "cartas ayudamemoria". Desfilan por sus amarillentas páginas en rústica las imágenes rupestres, los jeroglíficos, los libros de arcilla cocida con escritura cuneiforme, los ideogramas chinos, los libros en papiro, las tablillas romanas enceradas, los escritos en piedra, los pergaminos medievales y la victoria del papel sobre los otros soportes. Cada tema tiene entrenidos cuentos y cada historia es presentada en un lenguaje sencillo, formal y elegante a la vez. Una delicia. Si no fuera porque lleva varios años desaparecido del comercio, no dejaría de dárselos a leer a mis alumnos. 


Creo que su publicación es del año 30 ó 40 (no tengo ese dato) y por ello no aparecen los libros discos, los libros en cassette, los libros en CD o los libros virtuales en internet. Porque más allá de que los soportes han ido cambiando, el libro ha permanecido fiel. 

El espíritu que movió a escribir a los antiguos súmeros la historia de Gilgamesh en sus ladrillos cocidos, es el mismo que anima a lo editores de libros virtuales. Ese espíritu no es otro que compartir un conocimiento, una verdad, aunque sea relativa, una experiencia, una emoción, con otros seres humanos para que la aprecien y aprendan de ella. 

Hoy es el Día Internacional del Libro y la Lectura, en un día como hoy murieron William Shakespeare, Miguel de Cervantes y Garcilaso Inca de la Vega, tres monumentos de la literatura universal. En un día como hoy los niños en los colegios se disfrazan de personajes de cuentos y los escritores visitan alguna sala de clases para compartir sus versos.

Atina Chile es como un gran libro abierto y es el centro de las inquietudes de compartir que tenemos muchos, por lo tanto, honestamente, siento que también somos parte de este día. Porque el libro y la lectura son esenciales para abrir espacios, porque cada página se convierte en una suerte de sinapsis para nuestra cultura, quiero dejar aquí un saludo a todos aquellos que aman los libros, a todos nuestros atinados, para que hoy al celebrar este día entrañable, en vez de tomar una copa, tomemos un libro y en vez de beber un buen vino, bebamos buenos versos, mejores pensamientos y bellas ideas. Mal que mal, decir libro es como conjugar el verbo liberar en primera persona.  

Artículos relacionados:  

prof. Benedicto González Vargas 
publicado originalmente en mi blog de Atinachile el 23 de abril de 2006.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante, gracias por detenerte a leer y comentar, en cuanto pueda leeré tu comentario y te responderé.