jueves, 22 de marzo de 2007

Ojitos de pena, de Max Jara



Ojitos de pena, 
carita de luna, 
lloraba la niña, 
sin causa ninguna. 
"No llores sin pena 
carita de luna" 

Estos hermosos y sencillos versos fueron escritos por el Premio Nacional de Literatura 1956, Maximiliano Jara Troncoso, nacido en Yerbas Buenas, provincia de Linares, el 21 de agosto de 1886.


Max Jara publicó sus primeras obras a la edad de trece años en el diario El Deber, de Talca. Ya joven, ingresó a estudiar medicina, carrera que no terminó, trabajando, posteriormente, en el Ministerio de Obras Públicas y como redactor en los diarios El Mercurio e Ilustrado. El poema que hoy recordamos nos cuenta la historia de una mujer en cuatro momentos de su vida, siempre marcada por la tristeza. Al principio, cuando niña, lloraba "sin causa ninguna" pero cuando ya es joven, lo hace por amor, tal vez por ese amor que dejó escapar:  

Ojitos de pena, 
carita de luna, 
la niña lloraba 
amor sin fortuna. 
"¡Qué llanto de niña 
sin causa ninguna!" 
pensaba la madre, 
como ante la cuna. 
"¡Qué sabe de pena, 
Carita de luna! 

Y así, en medio de ese llanto sempiterno prosigue la vida de esa joven que lloraba por un "amor sin fortuna". Después se convierte en madre...y sigue llorando:  

Ojitos de pena, 
Carita de luna, 
ya es madre la niña 
que amó sin fortuna: 
y al hijo consuela 
meciendo la cuna: 
"No llores mi niño 
sin causa ninguna, 
no ve que me apena, 
Carita de luna". 

Los años siguen pasando y el dolor no abandona a aquella niña que ya es abuela, sus nietos le preguntan por qué llora y creen que lo hace "sin causa ninguna" desconocen la inmensa pena que la ha acompañado toda la vida:  

Ojitos de pena, 
Carita de luna, 
abuela es la niña 
que lloró en la cuna. 
Meciéndose, llora 
la muerte importuna. 
"Por qué llora, abuela, 
sin causa ninguna". 

Es que, muchas veces, preocupados de nuestras propias penas, ensimismados en nuestro propio dolor, no vemos que al lado nuestro hay seres que sufren, que muchas veces lloran en silencio y que si, tan sólo, nos detuviéramos a mirar sus ojitos de pena comprenderíamos mejor sus inmensos sacrificios y dramas. 

El propio Max Jara, a su modo, al modo de los poetas, nos dice que: 

"llorando las propias, 
¿quién vio las ajenas? 
Mas todas son penas, 
Carita de luna." 

Es que los poetas, mejor que nadie, conocen los profundos rincones del alma, poseen aquel secreto tan sencillo y que la humanidad perdió entre modas, consumismo, poder y dinero; hay que dejar hablar al corazón, porque el corazón no se equivoca, presiente. La razón, en cambio, de tanto tomar precauciones, deja ir la vida entre llanto y pena. No se puede calcular todo, porque existe lo inesperado, lo imponderable. Aquello que el corazón presiente...¡Y pensar que existen espíritus miopes que pregonan amar con la razón y no con el corazón! En "Ojitos de Pena", Max Jara nos revela el llanto eterno de una mujer que "amó sin fortuna", tal vez, porque no supo luchar por su amor. 


Profesor Benedicto González Vargas, 
publicado originalmente en el periódico El Coirón Cordillerano, de Puente Alto, en 1993 

25 comentarios:

  1. Enviado por Shyvy el 25/03/2007 a las 09:25 PM

    A veces se lucha, pero la lucha es desigual, deben luchar ambos creo...para que el amor nunca naufrague Es un poema hermoso y cálido, me encantaba leerlo desde niña. Bueno su análisis, completo y acertado...me llevo tambien a otro de su blogs que no conocía. Saludos amigo

    ResponderEliminar
  2. Enviado por Benedicto el 25/03/2007 a las 11:13 PM

    Igual que a Ud., este poema me llamó la atención desde niño, recuerdo haberlo conocido en un antiguo texto escolar de Montes y Orlandi, con esos hermosos dibujos de Vittorio di Girolamo. Hoy se los presento a niños de 5º y 6º Básicoy veo que les encanta, igual que a mí a la misma edad. Agradecido de su comentario,

    prof. Benedicto González Vargas
    Educación y Pedablogía para el siglo XXI

    ResponderEliminar
  3. Enviado por Pilar el 26/03/2007 a las 12:48 AM

    Ojalá los poetas nunca pierdan el vínculo entre la ?madurez? y la infancia. Ojalá sigan manteniendo la capacidad de asombro ante lo más sencillo, la valentía para seguir soñando, creyendo y construyendo sin miedo. Ojalá las palabras continúen creando escenarios mágicos donde refugiarnos. Felicitaciones por tu artículo y por rescatar la poesía. Un abrazo Pilar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Enviado por prof. Benedicto González Vargas, el 26/03/2007 a las 07:45 PM

      Ese vínculo entre madurez e infancia, ese asombro por lo sencillo, esa valentía para seguir soñando, creyendo y construyendo, están en la esencia de la poesía y no se perderá mientras haya un poeta escribiendo sus versos. Agradecido de tu comentario,

      prof. Benedicto González Vargas
      Educación y Pedablogía para el siglo XXI

      Eliminar
    2. Enviado por Iquique Chile el 26/03/2007 a las 08:54 PM
      Benedicto, y tampoco se perderá mientras existan profesores como tú ... felicitaciones, saludos y gracias por compartir y recordarnos ese poema tan sencillo y que guarda tantos sentimientos ... @nnita

      Eliminar
  4. Enviado por Juan el 26/03/2007 a las 10.22 PM

    Apreciado prof Benedito Gonzalez Vargas, he tratado de localizar su mail pero ha sido dificil, espero poder localizarlo por este medio.Le escribo desde Venezuela con la intension de extenderle una invitacion como ponente en el tema de Emprendimiento y Educacion. Quisiera poder darle mas detalles por lo que agradeceria su direccion de correo. Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Enviado por prof.Benedicto González Vargas el 27/03/2007 a las 11.24 PM

      Agradecido del comentario y del interés. Un mail posible de usar es profesorbenedicto@gmail.com comuníquese allí y le daré uno más privado. Un abrazo, Benedicto

      Eliminar
  5. Enviado por Cristián el 29/03/2007 a las 9.11 AM

    hola profesor Benedicto q placer poder leer este tipo de poemas, lo q me hace recordar un libro de Montes y Orlandi q tuve de niño y q perdi...bueno junto con felicitarlo quisiera preguntarle ¿sabria Ud donde puedo adquirir el libro historia y antologia de la literatura chilena de Montes y Orlandi? le agradeceria mucho su ayuda... Cristian

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Enviado por prof. Benedicto González Vargas el 31/03/2007 a las 23.12 PM

      Apreciado Cristián Gracias por tus palabras, Respecto de la consulta, honestamente no sé, pero creo que San Diego es un buen lugar para empezar a buscar un libro que está descatalogado como ése. Saludos y suerte, Benedicto

      Eliminar
  6. Enviado por Catalina el 31/03/2007 11.35 AM

    El poema Ojitos de pena està mal . . . Bueno yo lo querìa estudiar pero, veo que aquì no lo tienes de manera correcta . . . Bueno les digo que porfavor lo arreglen . . . ;) Adios.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Enviado por prof. Benedicto González Vargas el 31/03/2007 23.18 PM

      Catalina Lo que ocurre es que aquí hay un comentario sobre el poema, no está puesto tal cual, sino que la redacción corresponde a las necesidades del objetivo de este texto que es resaltar la historia que cuenta el poema y no ofrecer una versión más del mismo, porque puede encontrarse en cualquier parte.
      Saludos, Benedicto

      Eliminar
  7. Ana, dice:
    4 abril 2007

    Profesor: afortunada he sido al encontrar este sitio buscando Ojitos de pena, para incluir en los agradecimientos de condolencias por la muerte de mi madre, ya que en su funeral lo recitè, recordando que ella siempre lo hacìa para nosotras cuando èramos pequeñas. Me ha emocionado hasta las lágrimas -muy contenidas hasta ahora por cierto- el análisis que usted hace de esta poesìa, ya que fueron justamente esas las razones por las cuales la elegì para ella. No hay que olvidar que el mismo Max Jara dijo al recibir el Premio Nacional de Literatura que "... al mundo le hace hace falta un poco màs de amor, comprensiòn y fe y sòlo a travès de la poesìa puede encontrarlo". Es cierto, la poesìa es la ùnica que permite expresar nuetros verdaderos sentimientos y nada puede reflejar mejor lo que las personas han sido en sus vidas. Por ello, en el funeral de mi padre recité En paz, de Amado Nervo. Lo felicito por su sitio y por responder cada comentario tan atinada y preocupadamente, tan educada y maduramente. Usted ha de ser una gran persona.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. prof. Benedicto González Vargas, dice:
      6 abril 2007

      Apreciada Ana, Agradezcio tus amables palabras. Te presento mis condolencias por el sensible fallecimiento de tu madre, son nuestros apegos los que nos impiden dejar partir a nuestros seres queridos, que emprenden rumbos mucho más luminosos. Respecto de la poesía, concuerdo contigo en que es un vehículo extraordinario para transmitir sentimientos de amor y comprensión. Gracias por tus sentidas y bellas palabras, ojalá que sigamos en contacto. Saludos, Benedicto Andrés

      Eliminar
  8. Anónimo, dice:
    5 abril 2007

    me gusto asta me dio pena mmmmmmmmmmmm xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. prof. Benedicto González Vargas, dice:
      6 abril 2007

      Tienes razón Nicole, si se entiende bien este sencillo poema, es bastante triste. ¡Qué bueno que puedes emocionarte con un poema! Benedicto

      Eliminar
  9. Manuel, dice:
    7 de abril 2007

    Ojitos de Pena...Una vida hecha poema. Una vida hecha poema. "Ojitos de pena" es un hermoso poema que canta al dolor que se ensaña con algunas vidas humildes y sensibles.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Luz Marina, dice:
      Hola Manuel. Tus poemas son muy bonitos, pero lo que me llamo mas la atención es tu nombre. Yo no si es tu nombre astistico o de bautismo. Me gustaria mucho de entrar em contacto contigo. Yo vivo em Brazil e soy periodista. Mi dirección es: Rua Botafogo 204 - Jardim Guanabara - Cuiabá Mato Grosso - Brasil CEP - 78010670 Tel cod. pais 52 - 65 36282235

      Eliminar
    2. Weller Marcos, dice:
      7 abril 2007

      Caro Manoel O Movimento de Revolução Cultural A Arte Anda Por Aí - No Caminhar dos Pés Descalços cumprimenta-o pelo trabalho poético e deseja informa que se encontra aqui no Brasil à disposição sempre para divulgá-lo. Poderemos abrir um intercâmbio Cultural interessante. Havendo interesse volte a comentar este nossa proposta. Um grande abraço dos amigos do Brasil MRC - Pés Descalços Weller Marcos - Coordenador email aarteandaporai@bol.com.br

      Eliminar
    3. prof. Benedicto González Vargas, dice:
      10 abril 2007

      Estimados Luz Marina y Weller Marcos El poema no es de Manuel, sino de un escritor chileno ya fallecido, Max Jara. Manuel ha comentado este poema y para ubircarlo hay que ingresar al sitio de Atinachile.

      Un abrazo y suerte!. Benedicto

      Eliminar
  10. Lilita, dice
    9 abril 2007

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. prof. Benedicto González Vargas, dice:
      10 abril 2007

      Saludos para ti también, Lilita.

      Eliminar
  11. Jaana, dice
    12 abril 2007

    Me dieron el poema de tarea malo fome nos asen leer esto ke lo enkuentro orrible y aburrido y tampk ta completo, mal copiado. todo chanta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. prof. Benedicto Gnzález Vargas, dice
      13 abril 2007

      Jaana El problema es que la poesía es un reino sólo para algunos elegidos. Claramente cuando se escribe como lo haces tú, hay otras urgencias que resolver antes...
      prof. Benedicto

      Eliminar
  12. Néstor, dice:
    20 abrl 2007

    HE BUSCADO ESTE POEMA EN PARTICULAR, PUES CUANDO NIÑO MI MADRE DE MUY POCA ESCOLARIDAD, PARA SER EXACTO CON TERCERO BASICO DE ALGUN LUGAR DE LA CUARTA REGION,LUEGO ELLA AUTODIDACTA APRENDIO A ESCRIBIR EN UNA COCINA DEL NORTE DE CHILE,ME CONTABA QUE LO HACIA EN PAPELES QUE DESECHABAN,LOS PATRONES EN ESE ENTOCES SE APRENDIO LA POESIA OJITOS DE PENA CARITA DE LUNA ,LA CUAL ME LA ENSEÑO ,ES UN RECUERDO QUE TENGO INTANGIBLE DE ELLA QUE ME MIRA DESDE LAS ESTRELLAS, AHORA TENGO 48 AÑOS Y ESO ME ENSEÑO A QUE TENEMOS QUE LLORAR POR CAUSAS JUSTIFICADAS Y SOBRE TODO PERSEGUIR UN SUEÑO POR DIFISIL QUE ESTE SEA . SALUDOS A TODAS LAS CARITAS DE LUNA....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. prof. Benedicto González Vargas, dice:
      21 abril 2007

      Estimado Néstor La magia de las palabras suele destellar en los poemas y por eso no solo son inolvidables, sino que evocan, invocan y convocan lo mejor de nuestros recuerdos. Me alegro que lo hayas disfrutado.

      Benedicto

      Eliminar

Estimado visitante, gracias por detenerte a leer y comentar, en cuanto pueda leeré tu comentario y te responderé.